Cristiano es mejor que Messi: definitivo

No es una afirmación subjetiva condicionada por los colores. Es un hecho constatable metiendo en la coctelera las conquistas de ambos con sus clubes y con su selección.

Cristiano es mejor que Messi: definitivo

Cristiano Ronaldo levantó en Oporto, como capitán que es de Portugal, el trofeo que acredita a nuestros vecinos como campeones de la Nations League. Ha sido la primera edición de esta interesante competición nacida para sustituir en los años impares (sin Mundial ni Eurocopa) los bodrios de los amistosos con simple afán recaudatorio. Por eso, tanto a Portugal como a Cristiano que les quiten lo bailao. Ellos tendrán el honor de ser los primeros campeones de esta nuevo torneo de naciones. Y no olvido que hace tres años, también Portugal levantó en París la Eurocopa al derrotar a Francia en la final contra todo pronóstico. Cristiano fue el artífice de que los portugueses llegasen hasta la última recta, dado que les salvó ante los húngaros de quedar eliminados con un doblete espectacular, y en la semifinales con Gales metió un golazo de cabeza que fue determinante. ¿A qué viene todo esto? Sencillo. Cristiano es el number one y lo confirmó no solo con su pase estelar por el Madrid (450 goles, cuatro Champions, cuatro Balones de Oro…), sino dando gloria y títulos a una selección que históricamente no había conseguido nada especial. Ni tampoco se le pedía, dado que Portugal sólo pudo destacar en los años 60 por la irrupción de otra gran figura como fue Eusebio, ‘La Pantera negra’. Cristiano ha cambiado la historia de Portugal, que ahora compite entre los favoritos con grandeza y resultados.

En la otra cara de la moneda está Messi. Pese al empeño en situarle como el presunto mejor jugador de la historia, no ha sido capaz de levantar nunca con Argentina ni un Mundial ni una Copa América. Varias finales perdidas certifican su fracaso en este apartado. Ganó los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008, pero la medalla de oro fue gracias a un gol de Di María… Messi tiene una asignatura pendiente y sabe que si en esta Copa América que va a arrancar en Brasil tampoco ayuda a la Albiceleste a subirse a lo más alto del cajón tendrá de nuevo un aluvión de críticas de sus propios compatriotas. Messi es muy bueno, pero falla con la espada en los grandes días. Le ha pasado con el Barça en las últimas Champions (4-0 en París, 3-0 en Turín, 3-0 en Roma, 4-0 en Liverpool…) y le ha pasado con Argentina en todas las grandes citas de la última década. Cristiano es mejor que Messi. No es una afirmación subjetiva condicionada por los colores. Es un hecho constatable metiendo en la coctelera las conquistas de ambos con sus clubes y con su selección. Cristiano gana en las dos orillas. Messi se ahoga siempre en la que se acerca a los tangos de Gardel…

Cristiano y De Jong, en el mejor once de la Liga de Naciones

Completan la alineación ideal Pickford; Semedo, Ruben Dias, Van Dijk, Blind; Fernandes, Wijnaldum; Bernardo Silva y Shaqiri.

Cristiano Ronaldo celebra la Liga de Naciones con Portugal.

El portugués Cristiano Ronaldo, delantero del Juventus, dominó la elección de los mejores goles de la fase final de la Liga de Naciones con los tres tantos que anotó en la semifinal ante Suiza. El exatacante del Real Madrid recibió el reconocimiento por parte de los observadores técnicos de la UEFA, David Moyes y Packie Bonner, informó este lunes la UEFA.

Estos consideraron el mejor el segundo tanto del choque, que significaba el 2-1, el último (3-1) y el que abrió el marcador del encuentro, de falta directa. El cuarto mejor tanto fue conseguido por el defensa holandés Matthijs de Ligt en la segunda semifinal ante Inglaterra. Portugal se proclamó campeona de esta primera edición de la Liga de Naciones, tras ganar a Suiza en la primera semifinal y en la final a Holanda (1-0) con un tanto del valencianista Gonçalo Guedes.

Es el segundo título continental consecutivo para el equipo de Fernando Santos después de haberse proclamado campeón en la Eurocopa de Francia 2016. El mejor jugador de la fase final fue Bernardo Silva, jugador del Manchester City, mientras que Frenkie de Jong, fichado por el Barcelona, fue elegido mejor joven.

El mejor once está integrado por Pickford (ING); Semedo, Ruben Dias (POR), Van Dijk, Blind (HOL); B. Fernandes (POR), De Jong, Wijnaldum (HOL); Bernardo Silva (POR), Shaqiri (SUI) y Cristiano Ronaldo (POR).

El XI más caro del mundo no tiene ni a Messi ni a Cristiano

El CIES ha realizado un estudio sobre los jugadores con mayor valor de mercado del mundo. El argentino y el portugués no estarían en la alineación más valiosa.

Cristiano Ronaldo (Juventus) y Leo Messi (Barcelona), en los premios The Best.

El Observatorio Internacional del Fútbol (CIES), ha publicado una lista con los cien jugadores con mayor valor de mercado de las cinco grandes ligas (consulta la tabla al final del texto). Entre las variables analizadas para asignar la posición de cada jugador se han tenido en cuenta parámetros como la edad, el contrato, la posición, los minutos disputados, los goles, la situación en la selección o los resultados del equipo en el que juegan, entre otros aspectos.

Sin embargo, teniendo en cuenta la clasificación del CIES, llama la atención que en un once de jugadores más valiosos no estarían las dos mayores estrellas del fútbol: Lionel Messi (Barcelona) y Cristiano Ronaldo (Juventus). Tomando un 4-3-3 como referencia, esta sería la alineación más valiosa, cuyo valor de mercado estimado total es de 1.614,3 millones de euros:

Portero

El guardameta del Liverpool, Alisson Becker, sería el elegido bajo los palos. Su valor es de 107,5 millones (24º de la lista), bastante por encima del portero alemán del Barcelona, Marc-André ter Stegen, cuyo valor es de 95,2 millones de euros (30º).

Defensas

La defensa está casi monopolizada por el Liverpool. El lateral derecho sería para Trent Alexander-Arnold, que costaría 130,2 millones de euros (13º). Su compañero Virgil Van Dijk sería uno de los centrales, ya que posee un valor de 112,1 millones (22º). Aymeric Laporte, del Manchester City, es el único de la zaga que no pertenece a la plantilla de Jürgen Klopp. Está valorado en 105,4 millones (25º). Finalmente el lateral izquierdo es para el escocés, Andrew Robertson, cuyo precio sería de 88,3 millones (32º). Se queda fuera del once otro del City, el inglés John Stones, valorado en 84,2 millones (39º).

Centrocampistas

Entre los tres futbolistas del centro del campo estaría Bernardo Silva. El campeón del triplete inglés con el Manchester City y de la Liga de Naciones con Portugal tiene un valor de mercado de 136,9 millones (11º). Le acompaña el brasileño del Barcelona, Phillipe Coutinho, que costaría 129,4 millones (14º). Suponiendo que ambos futbolistas ocupasen los costados, el centro sería para Paul Pogba, del Manchester United. El francés está valorado en 125.1 millones de euros (16º).

Delantero

El tridente de ataque lo lideraría Kylian Mbappé. El delantero del PSG es el futbolista con mayor valor de mercado del mundo, alcanzando los 252 millones de euros (1º). Los extremos serían para el egipcio del Liverpool, Mohamed Salah (2º) y el inglés del Manchester City, Raheem Sterling (3º). Ambos están valorados en 219,6 y 207,8 millones respectivamente. En esta categoría no estaría Leo Messi (4º) ni Ctistiano Ronaldo (20º). Los jugadores de Barcelona y Juventus costarían 167,4 y 118,1 millones de euros.

Sarri llega a la Juve con 3 esquemas: así afecta a Cristiano

El entrenador italiano utiliza planteamientos con cierto parecido a los de Zidane cuando tenía a Cristiano. Cumpliría un rol similar y con un objetivo claro, el gol.

Cristiano Ronaldo durante el encuentro entre Juventus y Ajax.

Maurizio Sarri (de 60 años) apunta a ser el próximo entrenador de la Juventus de Turín. La llegada del italiano llevará al banquillo un nuevo nivel de fútbol ofensivo después de las etapas de Antonio Conte y Max Allegri. Sarri es un entusiasta del juego de posición donde prima la posesión del balón, el ataque y la presión alta. Su estilo ofensivo goza del aval de Cristiano, que verá como su posición en el campo variará primando su capacidad goleadora por encima de todo.

En el libreto de Sarri priman tres esquemas, según publica Tuttosportdos variantes del 4-3-3 y el 4-3-1-2. En estos esquemas Cristiano podría jugar como extremo, como delantero en dupla o como delantero en un trío atacante.

4-3-3 con ariete

La primera opción de Sarri sería un 4-3-3 con Cristiano en la izquierda acompañado de un nueve rematador y un extremo puro que apurase la línea de banda en busca de colgar balones al área para alimentar a ambos goleadores. En Tuttosport, donde ya cuentan con posibles fichajes, dan como delantera a Cristiano junto a Icardi como nueve y Bernardeschi en banda.

En este esquema, Cristiano aparecería en un rol que ya le funcionó a la perfección en el Real Madrid. Icardi o Mandzukic parten como referencia desde el centro y él tendría libertad en el frente de ataque arrancando desde la izquierda para aprovechar las oportunidades que le genere su compañero de ataque con desmarques o asistencias.

En este esquema, el extremo contrario tiene una función clara, alimentar al nueve y a Cristiano con buenos centros y esforzarse defensivamente para compensar el menor trabajo defensivo de ambos atacantes.

Otro papel importante será el de Alex Sandro. El lateral izquierdo tendrá disponible el carril para subir y aprovechar los desmarques hacia el centro de Cristiano generando una alternativa más de peligro llegando a la línea de fondo para centrar o buscando el interior.

4-3-3 con Cristiano como nueve

La segunda variante del 4-3-3 pondría a Cristiano en punta junto a Dybala o Chiesa, aún en la Fiorentina, y Bernardeschi dando una mayor movilidad a todo el trío atacante.

Frente al ariete del primer plan, este ofrece más variantes que van desde la posible permuta de posiciones entre ambos atacantes (más si es Dybala y Cristiano) hasta el bombardeo de centros al área por parte de ambos extremos en busca de aprovechar el buen juego aéreo del delantero de Madeira.

4-3-1-2, la Juve con la fórmula de Cardiff

Uno de los esquemas más utilizados de Maurizio Sarri ya lo sufrió la Juventus en sus propias carnes. El 4-3-1-2 fue el esquema que utilizó Zidane contra la Juve de Allegri en la final de Cardiff en 2017 con un éxito notable al ganar la final por 4-1 con una excelente actuación, casualmente, de Cristiano Ronaldo.

Este esquema opta por eliminar los extremos y concentrar el fútbol ofensivo en el centro. Mantiene el trivote en el centro del campo y quita un extremo para añadir un mediapunta más dos delanteros de perfiles distintos pero complementarios dejando las bandas libres para las subidas de los laterales.

Si en Madrid fue el Isco-Benzema-Cristiano, Tuttosport ofrece la variante Bernardeschi-Dybala-Cristiano. Con este esquema, Cristiano seguiría partiendo desde la izquierda pero como delantero para alimentarse de las ocasiones generadas por el talento de Dybala, más decisivo cuando juega en zonas centrales que en banda, y Bernardeschi. Además, en este esquema ganan más protagonismo los laterales que deben aprovechar todo el carril libre que dejan los delanteros para subir a poner centros laterales. Esta alternativa ganaría más músculo si Dybala pasara a la mediapunta y entrara en su lugar un 9 puro, rol que Tuttosport da a Icardi.

Con este planteamiento prima el esfuerzo defensivo del cinco y el resto de de centrocampistas, que tienen que estar atentos a las subidas de los laterales y cubrir bien los espacios a su espalda.