Similitudes y diferencias del adiós de Cristiano del Madrid y el (posible) de Messi del Barcelona

Cristiano y Messi, durante un Cláisico.

Messi no se entiende sin Cristiano. Y al revés. Sus espectaculares carreras presentan un amplio ramilletes de coincidencias, algunas fronterizas con lo paranormal. Su pelea por todo ha dominado el fútbol en los últimos 15 años. Sus caminos se separaron hace dos, cuando Cristiano se marchó a la Juventus. Hoy, 21 de agosto de 2020, se debate un escenario en el que Messi puede acabar en el Inter. Sería su reencuentro en Italia para vivir la máxima rivalidad de ese país, el Derby d’Italia. ¿Hay puntos de encuentro entre cómo fue la salida de CR7 del Madrid y cómo puede ser la de Messi? Las hay, como también diferencias.

Entorno distino

Cristiano siempre tuvo la sensación que daba más al Madrid que el cariño que recibía. Cada cierto tiempo lanzaba mensajes de que no sentía tan amado como creía merecer. Esas quejas provocaron grietas en el vestuario, como por ejemplo en septiembre de 2012. El portugués escuchó pitos en el Bernabéu, algo que le causó asombro y de lo que se quejó en público.

Messi ha tenido siempre al Camp Nou a sus pies. Las crisis de Roma, Liverpool, París o Turín nunca han apuntado a él. La del Bayern le ha rozado algo, pero no está en el ojo del huracán. Su posible marcha no tiene nada que ver con falta de cariño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *