Remontada histórica del Milán: la Juve cae y hay liga

Remontada histórica del Milán: la Juve cae y hay liga

Partido inolvidable en San Siro: la Juventus llegó al 0-2 con Rabiot y Cristiano y ya tenía medio Scudetto en el bolsillo. Ibrahimovic, Kessié, Leao y Rebic le dieron la vuelta a la tortilla…

Si un espectáculo de cualquier tipo arranca con una canción firmada por Ennio Morricone, casi siempre acaba siendo una obra maestra. Que este Milán-Juventus iba a ser un partido especial lo entendimos desde que los equipos saltaron al campo acompañados por la maravillosa banda sonora de ‘Érase una vez en América’, en honor al legendario compositor italiano fallecido anteayer.

Esa música, que mientras se hacía eco en las gradas vacías de San Siro parecía todavía más eterna, fue el principio de una noche que ambos clubes difícilmente olvidarán, obviamente por razones distintas. Y eso que el enfrentamiento empezó muy lento: los conjuntos, que vivían ambos un momento muy positivo, quisieron estudiarse primero y, antes del descanso, pasó muy poco.

La reanudación hizo que la espera mereciera la pena. A la Juve le faltaba el sancionado Dybala, pero se encargó Rabiot de abrir la lata con una increíble carrera que terminó con un potente zurdazo desde el límite del área. Cristiano, poco después, recibió un pase largo de Cuadrado y aprovechó un choque entre Romagnoli y Kjaer, sumando su diana número 30 en este curso (26 en la Serie A: ya solo tiene tres menos que el capocannoniere Immobile).

Con el 0-2 y la inesperada derrota de la Lazio en Lecce, su ventaja sobre los romanos aumentaba hasta los 10 puntos y la Vecchia Signora ya sentía el Scudetto en el bolsillo. Un error garrafal, porque el Milán de Pioli venía de ganar justo a los biancocelesti y está muy vivo.

Diez minutos después del tanto de Cristiano, en el 62′, Ibrahimovic realizó un penalti pitado por una mano de Bonucci y, antes del 70′, increíblemente, llegaron dos tantos más (ahí se notó la ausencia de otro sancionado, De Ligt). Kessié puso las tablas terminando una preciosa jugada colectiva de los milanisti y Leao completó la remontada con un disparo desviado por Rugani. En el 80′, además, Rebic hasta firmó el póker tras un absurdo mal pase de Alex Sandro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *