Luces y sombras del Mundial: dos Balones de Oro sin brillo

Maradona intenta consolar a Messi tras caer en el Mundial 2010

Leo Messi y Cristiano RonaldoÁfrica recibió a los dos últimos ganadores del Balón de Oro en su primera fase final como reyes del fútbol planetario pero ambos salieron por la puerta trasera de un Mundial que casi coronó a la menos Holanda de siempre. Para doblegar a España en octavos, la Portugal de Carlos Queiroz se inspiró en el Inter de José Mourinho, verdugo del Barça dos meses antes en la Champions, y pagó cara su racanería en octavos para tormento de un Cristiano de muy mal perder. Acabó escupiendo a la cámara y cerró en blanco su primer curso en el Madrid.

En su primer Mundial de titular, a Messi le penalizó tener a Maradona en el banquillo. Clasificada por los pelos en la última fecha ganando en Uruguay, el destino volvió a cruzar a Diego con Alemania en un Mundial. Victorioso en México-86 y derrotado en Italia-90Joachim Löw demostró muchas más dotes técnicas que el ‘Pelusa’. Aquel 4-0 en cuartos desnudó el desequilibrio albiceleste con Messi casi jugando a la par que Mascherano en la medular para nutrir a cuatro por delante: Di MaríaMaxiHiguaín Tevez. Misión imposible. Messi lloró, Maradona se le acercó pero algo sigue roto desde entonces entre un ‘10’ y otro.

No fueron Leo Cristiano las únicas sombras del Mundial, con ilustres como la vigente campeona Italia, la subcampeona FranciaBrasil e incluso Inglaterra. El batacazo ‘azzurro’, con Marcello Lippi en el banco como en 2006 pero sin los descartados TottiDel PieroCassano Toni, fue de época. Colista de su grupo, empató con Paraguay Nueva Zelanda y cayó ante Eslovaquia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *