La noche que Mourinho se ganó a Garitano en un Alcoyano – Madrid

El ex entrenador de Leganés, Real Sociedad o Alavés dirigía al Alcoyano en el duelo copero de 2012. “Lo vi en el pasillo y pensé. ¡Ésta es la mía, a ver qué cojones me dice!”

Aquella noche de 31 de octubre de 2012 en Alcoy hacía frío. Frío del que se siente por Levante. Húmedo e incómodo porque te cala los huesos. Viendo las gradas de El Collao, nadie lo diría. Estaban a reventar porque esa noche su equipo, el Alcoyano, jugaba contra el Real Madrid la ida de los diceiseisavos de final de la Copa del Rey. Hoy sus caminos vuelven a cruzarse en la misma ronda, sólo que será a partido único y en un estadio vacío. El COVID-19 y sus desgracias. Otro mundo apenas unos años después.

Pero regresemos a 2012. En sus vestuarios, Asier Garitano andaba dándole vueltas a la cabeza. Quería acercarse a Mourinho, pero no sabía muy bien cómo. El entrenador leyenda del Leganés y también ex técnico de Real Sociedad o Alavés, dirigía por aquel entonces a un Alcoyano de Segunda B al que la suerte del bombo había querido emparejar con el vigente campeón de Liga. Fue la última temporada de The Special One en la capital y Asier no paraba de pensar cómo entablar conversación con el luso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *