La maldición infinita de Dybala

Desde marzo encadena problemas físicos, parones y pérdida de confianza, toda vez que se consolida la dupla Cristiano-Morata. Su futuro, en el aire.

La COVID-19 no entiende de sexo, de nacionalidades de razas… Aunque sí está demostrado, los datos lo corroboran, que golpea con mayor dureza a las personas de más edad, los futbolistas, personas ultra sanas y jóvenes, también se ven afectadas por la enfermedad en su versión más persistente y dura. Con todo, el futuro de Dybala en la Juventus está en el aire y se habla de que su club prepara un intercambio bomba para el mercado de invierno.

Dybala fue de los primeros en infectarse de la COVID-19, allá por el mes de marzo y tardó hasta cuatro test en dar negativo y 120 días en curarse. El propio jugador argentino no ha dudado en relatar el calvario que ha sufrido todos estos meses, pero uno de los peores, sin duda, es haber perdido su sitio en el terreno de juego. También en su selección, Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *