De Tomás, el ansia del gol 12+1

Su frustración por marcar, y eso que es pichichi de Segunda junto a Djurdjevic, que solo lleva 186 minutos sin anotar y que dio una asistencia, define al ariete del Espanyol.

Sonriente en el festejo de las dos dianas del Espanyol. Pero después ansiosoOfuscado. Incluso frustrado. Haciendo esporádicos aspavientos a sus compañeros. Dando una patada a una valla publicitaria conforme veía que el tiempo se consumía y veía que acababa de malograr una ocasión de gol. Y rabioso tras el pitido final, maldiciendo su suerte refugiado tras una portería, cuando el resto del equipo celebraba ya el triunfo que daba al conjunto perico el campeonato de invierno. Así fue el último partido de Raúl de Tomás, el domingo ante el Castellón. El gol entre ceja y ceja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *