Chiesa cambia de paradigma

‘Il Maestro’ ha optado por un planteamiento con especial énfasis en el juego de banda. Chiesa, clave presente y futura, como su sociedad con Morata.

Federico Chiesa (Génova, 25 de octubre de 1997) llegaba a Turín en octubre tras una interminable negociación. El otrora extremo de la Fiorentina representaba no solo una apuesta de futuro, si no de presente para la Vecchia Signora, ya que Andrea Pirlo había aterrizado en la Juventus con un libreto táctico muy diferente del de sus predecesores.

Si bien Maurizio Sarri centraba sus esfuerzos ofensivos en el centro, Il Maestro llegaba con la clara idea de abrir el campo para, así, aprovechar el potencial rematador de sus delanteros. En semejante esquema, extremos potentes como Fede son cruciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *