Cristiano está a solamente ocho goles de pasar a la historia

Cristiano entrenando con Portugal.

Esta semana juega tres partidos y se podría convertir en el máximo goleador de la historia del fútbol de selecciones si supera a Ali Daei, que marcó 109 tantos.

Cristiano Ronaldo ha pulverizado incontables récords anotadores pero esta semana podría conseguir uno de los más grandes. Si marca ocho goles más con Portugal se convertirá en el máximo goleador de la historia del fútbol a nivel de selecciones. Su cuenta está en 101 y la del iraní Ali Daei en 109.

Repasando la lista se le da más valor si cabe a estas cifras teniendo en cuenta que Cristiano es el único de los diez primeros, junto a Klose, en conseguirlo en una gran selección de este siglo. El fútbol ha evolucionado a un juego cada vez más difícil y prueba de ello es que el de la Juventus, siendo indiscutiblemente (sólo Pelé podría levantarle la voz) mejor goleador que todos ellos, ha necesitado más partidos (165) que los otros nueve.

Examen en casa de Cristiano

Los integrantes de la Selección española se entrenan ayer en la Ciudad Deportiva de Las Rozas con vistas al partido de hoy ante Portugal en Lisboa.

La Roja visita a Portugal, campeona de Europa, en vísperas de la Nations League. Santos apostará por João Félix. Posible titularidad de Kepa.

La Nations League se creó para acabar con la acumulación de amistosos sin sustancia, esos a los que prácticamente nadie encontraba su razón de ser. Pero pese a tratarse de una especie en vías de extinción, aún hay algún encuentro no oficial que nos sabe a fútbol del bueno (sigue el partido en directo en AS.com). Como el de esta noche. De local, Portugal, casi nada, vigente campeona de Europa con el de siempre al frente, ese Cristiano que por más que pasen los años mantiene el hambre sin saciar. De visitante, la nueva España de Luis Enrique que ilusiona con tanta cara nueva. «Va a tener seguramente la misma intensidad que el partido de 2018″, vaticinaba ayer Fernando Santos, seleccionador portugués. Ese encuentro al que se refiere, el de hace dos años, tuvo lugar en el Mundial. Así que de amistoso, el de esta noche tiene poco o nada.

El duelo nos llega con el cierre del mercado de fichajes aún en boca de todos. Por eso no es de extrañar que ayer le costara hacerse un hueco en las webs portuguesas, en las que los nombres de Todibo (cedido por el Barça al Benfica) o Coentrao (regresa al fútbol en el Rio Ave) relegaban la información de la Seleçao a un segundo plano. Pero a nadie se le escapa que este Portugal-España tiene más glamour que los partidos oficiales que aguardan a la vuelta de la esquina: el sábado, en Madrid ante Suiza, y el martes, en Kiev ante Ucrania

Cambio de guardia: Cristiano y Messi sin semifinales de Champions 15 años después

Cambio de guardia: Cristiano y Messi sin semifinales de Champions 15 años después

La temporada 2004-05 fue la última edición que no contó con el portugués o el argentino en la penúltima ronda. Cristiano sumó 5 títulos y Messi 4 en este tramo.

La rivalidad entre Messi (33 años) y Cristiano Ronaldo (35) ha marcado la historia reciente del fútbol y de la Champions League. El astro argentino y el portugués estaban habituados a dominar en la máxima competición continental y la visita de uno u otro a las semifinales se había convertido en costumbre. Una costumbre que comenzó en la temporada 2005-06 y que ha llegado a su fin en la presente. La sorprendente eliminación de la Juventus a manos del Olympique de Lyon, a pesar del esfuerzo del ‘7’, dejaba a su gran rival sólo ante el peligro. Un peligro convertido en humillación histórica por el Bayern de Múnich (2-8). 15 años después, los protagonistas serán otros.

El idilio lo comenzó un bisoño Messi que veía a Ronaldinho, Eto’o, Deco y compañía superar al Arsenal de Thierry Henry el 17 de mayo de 2006 en el Stade de France de París. Un desgarro muscular le impidió participar en la final, de hecho, ni siquiera recogió la medalla. En las tres siguientes, él sería el protagonista. El 27 de mayo de 2009, en el Olímpico de Roma y ya convertido en estrella, cerraría el 2-0 al Manchester United de Cristiano y levantaría su segunda Champions, la primera que considera como suya. Dos años después, en Wembley, sería nombrado mejor jugador de un partido que acabaría en 3-1, de nuevo ante los diablos rojos (esta vez sin un Ronaldo ya madridista). La última llegaría en el Olympiastadion de Berlín, el 6 de junio de 2015, frente a la Juventus (1-3). Esta vez no mojaría y el MVP fue a parar a Iniesta.

Un tienda online de camisetas de futbol replicas. Encontrarás todas las camisetas personalizadas y ropa de entrenameinto de todos los camiseta Juventus replica etc.

La Roja para a Cristiano: tres goles, su mejor no gol y la ‘injustiça’

La Roja para a Cristiano: tres goles, su mejor no gol y la 'injustiça'

El portugués apeó a la Roja siendo casi juvenil de su Eurocopa pero perdió en el Mundial de 2010 y en 2012. En Rusia, marcó por primera vez a España y fue un hat trick.

Pocos clubes y selecciones en el mundo pueden presumir de no haber sido en ninguna ocasión víctima de Cristiano Ronaldo ya sea con el Sporting, el United, el Real Madrid, la Juve o la selección portuguesa. Con 742 goles entre partidos con clubes y con su selección, pocas son las porterías y los guardametas que le han impedido anotar en su carrera.

Esta noche, tendrá una nueva oportunidad de aumentar su cuenta ante España. El delantero de Madeira persigue el récord del iraní Alí Daei, máximo goleador de la historia del fútbol internacional pero la Roja es una de las grandes murallas que le cuesta saltar a Cristiano Ronaldo. En cinco partidos, el luso le ha marcado tres goles pero todos fueron en el último encuentro en el Mundial de Rusia donde le marcó a España catorce años después de la primera cita.

Esta llegó en el verano de 2004. Cristiano Ronaldo sería el jugador revelación de aquella Eurocopa cuando aún era un joven y veloz extremo de mechas rubias. Apenas un crío. Aquella tarde en Faro, el 17 (el 7 era propiedad de Figo) le dio la tarde a Vicente Rodríguez y Raúl Bravo pero se fue sin el premio del gol, aunque lo tuvo cerca. Aún si, apeó a España en fase de grupos.