Cristiano Ronaldo levanta el telón del Calcio

Juventus' lt;HIT gt;Cristiano lt;/HIT gt; lt;HIT gt;Ronaldo lt;/HIT...

Algunos que sostienen que todo empezó con un partido de fútbol. En Italia no hubo un 8-M ni otro evento multitudinario en el que descargar las polémicas, por lo que muchos apuntaron al Atalanta-Valencia de Champions. El encuentro se disputó el 19 de febrero, pocos días antes de que empezaran a diagnosticarse los primeros casos de Covid-19 en Lombardía. El virus había empezado ya a circular por la región, sobre todo en los hospitales, por lo que el desplazamiento de seguidores sólo pudo servir para dispersar la propagación, no es que fuera la causa de los contagios masivos.

Unos 40.000 aficionados del Atalanta se trasladaron desde Bérgamo a San Siro, en Milán, ya que el estadio local estaba en obras y sólo hubiera permitido la entrada a menos de la mitad de espectadores. El Atalanta ganó 4-1. Sería una de las pocas alegrías que se pudieron llevar los habitantes de Bérgamo, porque semanas más tarde la provincia se convertiría en el epicentro del coronavirus en Italia. Este viernes el fútbol vuelve a ser el principio de todo, pero en este caso como elemento reparador. Regresa el Calcio y lo hace con un clásico. Hubo un tiempo en el que un Juventus-Milan era considerado el derbi de Italia, los dos equipos más laureados del país.

Los rossoneri han vivido momentos mejores, pero el partido de hoy, la vuelta de semifinales de la Copa de Italia, tendrá todos los elementos para pasar a la historia. Entre Lombardía y Piamonte, las regiones a las que pertenecen ambos clubes, suman más de 20.000 muertos. Se guardará un minuto de silencio por ellos y por el resto de las víctimas del coronavirus. Después será el momento de que ruede el balón. No habrá público, pero por 90 minutos los aficionados de uno y otro equipo tendrán la oportunidad de recordar lo calientes que eran estos duelos. De Platini contra Baresi, de la fuga de un equipo a otro de Roberto Baggio o Pirlo, de la final de la Champions de 2003 ganada por el Milan en los penaltis. De todo eso a Cristiano amenazando a Donnarumma.