Di Stéfano y Puskas: goleadores en finales de Champions

Di Stéfano y Puskas festejan el final de la Copa de Europa ante el Eintracht. Aquel día el primero marcó tres goles y el húngaro, cuatro.

Los dos exjugadores del Real Madrid son los máximos artilleros en las finales de la Copa de Europa/Champions. Les sigue Cristiano, con cuatro, tres logrados con la camiseta blanca

Finales de mayo y principios de junio son las fechas que suele elegir la UEFA para designar la fecha, la ciudad y el estadio que acogerá la final de la edición de esa temporada de la Champions League, el partido que designa quién es el mejor equipo del continente. Este año, por el estallido de la pandemia del coronavirus, dicho partido se jugará a finales del mes de agosto en Estambul, la capital turca. A pesar de este retraso temporal, y revisando los datos goleadores de la misma, sobresale el nombre del Real Madrid: no sólo porque haya jugado 16 finales y haya ganado 13 (el equipo europeo con más Orejonas en la historia), también porque hasta cinco jugadores (y exjugadores) madridistas aparecen en el ránking de los máximos goleadores en las finales que se han disputado desde el año 1956.

Alfredo Di Stéfano y Ferenc Puskas son los dos máximos artilleros en las finales de esta competición. Tanto el argentino como el húngaro marcaron siete goles en el partido decisivoLa Saeta tiene el récord de haber marcado en las cinco primeras Copas de Europa madridistas. Marcó un gol en las cuatro primeras, pero logró un hat-trick ante el Eintracht. Precisamente, ante el conjunto alemán, Puskas logró cuatro tantos. El magiar lograría otro hat-trick en la final de la Copa de Europa que los blancos perderían ante el Benfica en 1962. Su récord también parece enclaustrado para la posterioridad: siete goles en dos encuentros…

A los dos les sigue Cristiano Ronaldo. El portugués ha logrado cuatro tantos en seis finales, dos con el Manchester United con el que marcó en la final de 2008 en Moscú ante el Chelsea, y tres goles en cuatro finales con el Madrid: uno en Lisboa y dos en Cardiff. No se contabiliza el gol anotado en la tanda de penaltis de la final de 2016 ante el Atlético de Madrid en Milán.